Iglesia ubicada en lo más alto de la loma que limita al Centro Histórico de Quito hacia el norte, y es parte del monasterio de San Juan de las monjas agustinas. Tiene una forma muy original debido a que remata en una torre continua. Por su ubicación en la loma se ha reforzado el límite occidental de la construcción con contrafuertes, y para su acceso se levanta una larga escalinata en piedra tallada. Usé puntas secas, tinta china y acuarela para su ejecución.