En el Centro Histórico, entre las calles Rocafuerte y García Moreno, tiene un arco que une los edificios de esta Iglesia y el antiguo Hospital San Juan de Dios, lo que le otorga una característica muy especial. Hay dificultad para tomar un ángulo apropiado pues las calles son estrechas y muy concurridas por lo que resultó un reto concluir.