Casa de grandes dimensiones y con estilo europeo, situado en la calle Tarqui y usada como sede de misión diplomática de un país extranjero. Al frente está el parque de El Arbolito, que permite una mirada tranquila.