Esta capilla pertenece al colegio de los jesuitas San Felipe Neri. Tiene un estilo ecléctico con una torre con reloj en sus cuatro paredes. El nombre se debe al asesinato del padre Emilio Moscoso por parte de tropas alfaristas, lo que es considerado un sacrilegio. Se Encuentra en las calles Juan de Velasco y José Veloz. El dibujo que es un bosquejo de paisaje urbano lo realicé con tinta china, puntas secas y acuarela en una mañana fría y lluviosa, tipica de la ciudad de Riobamba.